elevator speech

4 pasos para conseguir un buen “elevator speech”

En los últimos años, posiblemente, hayas escuchado hablar del término “elevator pitch” o “elevator speech”. Sin embargo, todavía existe un gran desconocimiento sobre las muchas funciones que tiene este tipo de discurso.

A continuación, te desvelamos el verdadero significado de este concepto, sus usos y las claves para lograr el elevator pitch perfecto que te servirá para superar un proceso de selección.

¿Qué es un elevator speech?

Un elevator pitch es un discurso corto para presentar un proyecto a un posible inversor, cliente o colaborador.

Tradicionalmente, este método lo utilizaban los emprendedores para vender su idea de negocio a futuros inversores de forma rápida y directa cuando tenían la oportunidad de coincidir en algún foro de emprendimiento.

El nombre se refiere a una supuesta situación, lo que dura un viaje en ascensor (en torno a 2 minutos) en el que se debe captar el interés del interlocutor respecto al proyecto que le presentas.

No obstante, el uso del elevator pitch se ha ido ampliando y se puede recurrir a él, no solo para presentar planes empresariales sino también para presentarnos profesionalmente como trabajadores adecuados a la necesidad a ocupar.

En este caso, utilizarás esta exposición para resumir el valor que puedes aportar a una empresa o proyecto con el objetivo de conseguir nuevas oportunidades laborales.

 

Guía para un elevator speech perfecto

  1. Organiza tu discurso

El primer paso, es esquematizar el discurso para poder realizar una exposición clara y atractiva en solo dos minutos. Si no estás seguro de lo que debes explicar, puedes recurrir a la estrategia de la triple D: definirnos, diferenciarnos y despertar interés en nuestro interlocutor.

  • Definirnos: de forma clara y sencilla debes explicar tu formación, ámbito de especialización, las experiencias que hayas tenidos anteriormente, etc.
  • Diferenciarnos: todas las características que te diferencien de los demás, así como el valor añadido que puedes aportar. ¿Por qué van a invertir en ti y no en otro?
  • Despertar interés en el interlocutor: tienes que comprender que la finalidad es generar interés para conseguir una futura entrevista o reunión donde con más tiempo poder conversar en profundidad.

 

  1. El principio y el final son fundamentales

Son las dos partes más importantes del discurso. Tenemos que preparar un buen inicio, para que los 15 primeros segundos animen a nuestro público a seguir prestando atención. Una forma de captar la atención es dirigiendo alguna pregunta a nuestro oyente.

Por otra parte, en los segundos finales debemos llamar a la acción y ofrecer la posibilidad de concertar una reunión o explicando cómo pueden ponerse en contacto con nosotros. Además, siempre es aconsejable dar las gracias por el tiempo dedicado a escucharnos.

 

  1. Cuida el lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal aporta mucha información sobre nosotros. Debemos prestar atención a nuestras manos, pies o microgestos. Además, el tono de voz que elijamos también es fundamental.

Estos son algunos ejemplos de fallos que debes evitar: no mirar a los ojos a nuestro interlocutor puede demostrar desconfianza, o meter las manos en los bolsillos puede entenderse como un signo de pasotismo.

Nuestra recomendación, es que te muestres natural con tu interlocutor. Es aconsejable que le mires los ojos, le escuches y muestres predisposición por sus preguntas o dudas.

 

  1. Ensaya

Aunque pueda parecer innecesario, es de suma importancia. Cuanto más tengas preparado el discurso, menos nervios tendrás y te podrás mostrar más seguro de ti mismo. Un buen truco, es pedir feedback a amigos o familiares y practicar antes con ellos.

Si sigues estas recomendaciones seguro que estás más cerca de conseguir un buen elevator picth que puedas utilizar en cualquier momento para conseguir tus objetivos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario