marca personal RRHH

Verano en Off y en On

El verano es un buen momento para que repongas fuerzas. Muchas veces ese “reponerse”, además de descansar; consiste también en reflexionar, en ver las cosas con cierta distancia.

En vacaciones es importante desconectar pero para “reconectar”, para afrontar la «vuelta» con nuevos ojos.  Aprovechar bien las vacaciones te puede venir muy bien para reflexionar sobre tu marca personal y conseguir precisamente esto, ya que estás en las mejores condiciones para mirar hacia atrás y poder proyectar el futuro.

Las vacaciones son un tiempo perfecto para, con perspectiva, reflexionar sobre tu trabajo y proyectar en el horizonte tu imagen de marca; ya que puedes hacerlo cogiendo distancia de la vorágine, la inmediatez, la inercia y las urgencias del día a día.

marca personal vacaciones

El verano, por tanto, puede ser un momento para seguir estos consejos:

1. CONÓCETE MEJOR:

Reflexiona sobre cuáles son tus pasiones, con qué has disfrutado más durante este curso, qué se te ha dado bien, de qué logros puedes sentirte orgulloso/a.

Esto es importante porque es fundamental que tu marca personal esté muy ligada a tus fortalezas y a las oportunidades que encuentras en tu entorno para desarrollarlas.

2. PONTE METAS

Para poder crecer personal y profesionalmente es clave tener objetivos. Si no, nos dejaremos llevar  por la corriente del quehacer inmediato sin profundizar en lo que es esencial en tu desarrollo personal.  Y si no tienes un objetivo, difícilmente podrás establecer una estrategia. Necesitas marcarte un destino para que tus acciones sean más concretas. Con una finalidad, un sueño, un reto es mucho más fácil que aparezca la motivación en el horizonte de nuestro día a día.

3. DISEÑA TU PROPUESTA DE VALOR.

Nuestra marca personal debe incorporar una propuesta de valor, algo en lo que podemos contribuir, algo en lo que aportamos a nuestro entorno y en lo que somos “fuertes”. Es importante conocer, definir y dar a conocer en qué podemos, con iniciativa personal satisfacer las necesidades de otros en nuestro entorno gracias a nuestro conocimiento, aptitudes, actitudes, competencias y habilidades.

Para concretar especialmente estos dos últimos puntos te recomendamos que leas los consejos de Isabel Bonilla, socia fundadora de Bo Growth en este artículo.

4. ESTABLECE UN PLAN DE ACCIÓN.

De la reflexión es necesario pasar a la acción concreta: qué pasos voy a dar, qué tengo que cambiar, qué meta voy a proponerme, con quién debo contactar, quién me puede orientar… Se trata de establecer qué vas a hacer y cómo lo vas a hacer.

5. CUIDA TU IMAGEN ON LINE.

El verano también puede ser un buen momento para poner al día tu imagen de marca en el entorno digital. Quizá hayas abandonado esta tarea durante el curso y puedes aprovechar para ponerte al día en este campo: puedes revisar tu foto de perfil en redes sociales comprobando que sea de buena calidad y que transmita una imagen profesional. Actualizar tus redes, tus contactos, elegir qué contenidos y personas vas a seguir, es una buena forma de estar actualizado y al día en tu trabajo profesional.  

En fin, este período que se acerca es idóneo para recargarnos de proyectos, de metas, de actitudes positivas que nos permitan recomenzar con ilusión, con  deseos de desplegar  la mejor versión de cada uno durante el  curso próximo.

¡Feliz verano! ¡Que pases unas reconfortantes  y motivantes vacaciones!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario