9 Tendencias en la Dirección de Personas Post Covid´19

 

La llegada del Covid´19 ha generado un importante impacto en todas las áreas de la vida de las personas.

Durante el confinamiento muchos de nosotros reflexionamos sobre cómo esta situación extraordinaria iba a impactar en las condiciones y en las relaciones con nuestros empleados/as. En las acciones y decisiones que, directivos, empresarios y accionistas tomarían de cara a la organización futura de sus negocios.

 

En esta situación, el equipo de Bo Growth, quiso conocer la opinión de Empresarios y Directivos sobre la dirección de personas; cómo podía que fuera a cambiar el marco de las relaciones organizativas y laborales, una vez se restauraran las  condiciones de «normalidad”.

Esta fue la preocupación con la que iniciamos nuestra investigación, la que ha contado con la voz de casi un centenar de profesionales a los que la gestión de personas les afecta de lleno.

 

Los análisis realizados nos han ofrecido respuestas sobre cómo afectará y sobre cómo podrán ser concebidas, a futuro, las políticas de dirección de personas en las organizaciones, dando respuestas concretas y planteando recomendaciones de cara a la definición futura de los modelos de RRHH con los que deben contar las empresas.

 

Hemos organizado las conclusiones de nuestro estudio en 9 Tendencias, algunas de las cuales directamente relacionadas entre sí, pero separadas nos ofrecen matices interesantes de ser considerados. Os las presentamos a continuación:

 

  1. Flexibilidad contratación. Nuevos sistemas horarios, nuevas fórmulas de contratación y de colaboración con y entre profesionales.

Los modelos presenciales de jornada completa tradicionales avanzarán hacia  su desaparición.

Algo que el entorno VUCA ya había empezado a incorporar al mundo empresarial, el Covid transformará profundamente. Trabajadores a tiempo parcial, por proyectos, freelancers, alianzas entre empresas, subcontratación.

 

  1. Modelos virtuales. Teletrabajo y desarrollo de modelos virtuales.

Algo que avanzará en la ansiada conciliación laboral pero que, a la vez, generará desafíos de trabajo colaborativo en línea. Y que requerirá a las empresas de apoyos para desarrollar el sentido de pertenencia y el sentimiento de soledad del trabajo en casa.

 

  1. Digitalización. Apuesta por digitalizar y automatizar procesos.

La empresas más avanzadas en la digitalización son las que mejor han podido responder a este crisis, lo que hará que se siga avanzando en esa apuesta. Además de contribuir a la mejora de los costes internos.

 

  1. Diversificación. Potenciar plataformas de venta online, evitar los impactos negativos de la omnicanalidad.

También la crisis nos deja aprendizajes con relación a la necesidad de contar con una cartera de proveedores, de clientes y servicios-productos diversificados.

 

  1. Control de costes. Necesidad de realizar cambios estructurales y de implantar medidas que optimicen nuestros costes.

Ajuste de plantillas fijas, apuesta por la externalización de todo lo que no sea “core” de nuestro negocio. Necesidad de contar con estructuras y sistemas que permitan la actualización continua de nuestros costes, aprovechar la tecnología para tener estructuras más ligeras en costes.

 

  1. Apuesta por la salud y el medio ambiente. Mayor sensibilización por el cuidado personal y del entorno.

Las empresas son conscientes de la necesidad de ofrecer entornos seguros a sus trabajadores y, de su papel necesario en el cuidado del medio ambiente. La PRL tomará especial relevancia, reto será lidiar con los trabajadores que sí aceptarán de buen agrado las medidas de seguridad frente a los que las infravaloren, pudiendo generar conflictos internos que habrá que gestionar.

 

  1. Importancia de las personas. Apuesta clara por el talento.

La crisis nos ha enseñando que lo que diferencia y permite a las empresas salir de una crisis es la capacidad de sus equipos por superar adversidades.

Cuidar al personal potenciando su motivación y su compromiso serán focos de interés que marcaran las nuevas tendencias. Interés por el cuidado de su salud y su bienestar físico y emocional.

 

  1. Nuevas políticas de dirección de personas. Nuevos modelos de organización: virtuales, ágiles, equipos líquidos, sistemas virtuales de comunicación, de trabajo en equipo, de evaluación de personas y de dirección de equipos.

La preocupación por la prevención también podrá marcar diversidad en las fórmulas de presencialidad en la oficina. Recursos Humanos deberán gestionar a las personas que tengan miedo a la vuelta a la oficina.

 

  1. Soft Skills. Nuevas habilidades y competencias serán requeridas sin distinción en los puestos. El nuevo mercado laboral demandará:
    1. ADAPTACIÓN AL CAMBIO
    2. FLEXIBILIDAD
    3. VERSALITILIDAD Y POLIVALENCIA EN EL DESEMPEÑO DE FUNCIONES.
    4. HABILIDADES TECH
    5. RESILENCIA
    6. AUTONOMÍA
    7. SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD
    8. CAPACIDAD DE AUTOAPRENDIZAJE

Si te interesa conocer el informe completo pídenoslo a msanmartin@bogrowth.es y estaremos encantados de mandártelo.

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta